Archivo de la etiqueta: recuerdo

De vez en cuando tú

Estándar

Ella pensaba en él, de vez en cuando.

Él, cuando pensaba en ella, lo hacía una y otra vez.

Cada vez que te pienso me sabe tu boca.

Cada vez que te sueño me surgen versos.

Palabras suaves,

caricias leves,

susurros pequeñitos.

Arrullos de madrugada,

brisa envolvente,

aroma dulzón.

De vez en cuando.

Una y otra vez.

Tú.

Piel adentro

Estándar

Te he buscado por las calles de Madrid,

entre los callejones y los estrechos pasajes.

En la plaza de Santa Ana, frente a la estatua.

Y en el Jardín del Ángel.

He paseado la rosaleda del Botánico,

buscando en todos ellos tus ojos morenos,

tu cálida piel.

Buscándote a ti.

Pero sólo te encuentro piel adentro,

solo estás dentro de mi.

Cualquier tarde de enero

Estándar

El viento, la tormenta, el hielo.

La locura de tus manos, 

cualquier tarde de enero.

Una vela encendida,

suave olor a canela.

El susurro de tu cuerpo en mi cuerpo.

Una ventana abierta al cielo, 

noche de invierno

y tus labios en mi pelo.

Sábanas revueltas

y en la punta de tu boca

un te quiero.

No se porqué piensas que no te espero,

si en cada letra,

en cada palabra,

está fundido mi deseo.

Naif

Estándar
Henri Rousseau. 
The Flamingoes, 1907.
Colección privada

A veces me permito una pequeña debilidad y me sorprendo pensando en ti.

No puedes olvidarme y resurge de nuevo la chispa, la llama, el fuego abrasador…

Pasa, todo pasa, solo dura un instante y después, me reprendo a mí misma por ser tan estúpidamente ingenua y soñadoramente naif.

Infinitos de piel

Estándar

Recuerdas aquellas noches

de besos y caricias,

de charlas en el balcón,

mecidos por la brisa,

queriéndonos a mares,

bebiéndonos las prisas.

Aquellos días de amores,

aquellas noches sentidas.

Recuerdo que me quisiste,

te quiero como a mi vida,

decías, mientras dibujabas

infinitos en la piel de mis costillas.

Recuerdo de amores,

sueños locos, fantasías.

O no

Estándar

Estamos viviendo unos tiempos tan raros, que es inevitable que piense en ti. Cómo estarás viviendo este encierro, si lo estarás haciendo en soledad. O no. Si llevas bien el confinamiento. Y por último, si tu también te preocupas por mí y soy yo quien ocupa tus pensamientos.