La piel de mi cuerpo

Estándar

Tu ausencia me trajo paz, equilibrio, tranquilidad.

Y me dejó el alma inquieta pero serena.

Tardé en escribir los atardeceres sola

y las noches en soñar dulce.

Y fui desnudando lentamente mi piel

de tu recuerdo.

Anduve en cueros,

aún camino a medio vestir.

El tiempo, bendito tiempo,

hará surgir de nuevo

la piel de mi cuerpo.

»

  1. Pingback: La piel de mi cuerpo — en eSpiral – Juan Antonio

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.