En el mismo lugar

Estándar

Cada vez estás más lejos y el silencio es tan espeso que podría cortarse con el filo de un cuchillo.
Pero mis armas ya no son blancas y sólo disparan balas de hielo, que se deshacen camino del desierto.
Allí donde pararon mis lágrimas.
En el mismo lugar donde murieron los sueños.

Anuncios

»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s