Archivos Mensuales: enero 2017

Vida imperfecta

Estándar

Era la noche, la noche perfecta.
Ya está en su sitio la luna y vestidas de fiesta las estrellas.
Será breve, tan fugaz como pedirle un deseo a un cometa.
No queremos ataduras.
Ni haremos promesas.
Tú no me amarás eternamente,
yo no te querré la vida entera.
No me darás tu corazón,
no te mostraré mi flaqueza.
Tú no me echarás de menos.
Yo no desearé tu vuelta.
Pero algo no salió bien.
¡Y es que la vida es tan imperfecta!

Anuncios

De fondo, el silencio 

Estándar

Las pieles que fuimos,
las manos que fueron.
Tu rostro en mis dedos,
tu caricia en mi cuerpo.
Mientras nos abandonamos
nos perdemos enteros.
Cuando nos dejamos ser
fundimos los versos.

De fondo, el silencio.
Ya no hay distancias.
¡Tan grande es el desconsuelo!
Ya sólo quedan los velos.
La sombra.
La quimera.
Y el miedo.

Los puentes dinamitados

Estándar

Hace más de diez años que escribí estas palabras y aún hoy sigo llorando porque, sea cual sea el estado de mi corazón, y a pesar de todo el tiempo que ha pasado, yo soy Francesca y tu… tu eres mi Robert.

(marzo de 20…)

Volví a ver por enésima vez “Los Puentes de Madison”.

Otras veces, al verla, he llorado por Francesca y Robert.

Anoche, además, lloré por él, por mí… 

Por su Nueva York y mi Iowa…

Por los puentes y caminos sin retorno…

Por las certezas inciertas…

Por el vuelo de las libélulas…

Por las decisiones que no se pueden decidir…

Por los sueños que nunca se realizarán…

Besos alados

Estándar

Entreabrió los labios para decirle cuánto la quería. No llegó a emitir sonido alguno.
Ella se le adelantó y con expresión ceñuda, un poco fingida, le dijo que se marchaba.
Ya sabes que sólo estaba de paso“.
Cogió una pequeña maleta con sus pocas pertenencias y cerró la puerta tras de sí. Caminó unos pasos sin volver la vista atrás. Antes de doblar la esquina se giró y le vió tras los cristales del ventanal.
Le envió un beso alado que se depositó en su boca. Él lo recogió guardándoselo bajo la piel al lado del corazón.
Volveré a verte cuando dejes de caminar en circulos“.

¡Feliz año!

Estándar


Este blog acaba de cumplir un año y no podía dejar pasar la ocasión para escribir el placer que ha sido compartir este rincón con todos y cada uno de vosotros. 
Crear y mantener este espacio ha resultado ser una de las cosas más positivas del 2016, que se ha presentado como loco, exhaustivo y agotador. A veces desquiciante. A ratos, enamorado y apasionado. Últimamente, tristón y apesadumbrado.

Quiero brindar con todos vosotros por un 2017 lleno de felicidad, de deseos por cumplir y sonrisas por pintar. De fuerza, de ánimo y sobre todo, de letras y de historias, a miles, que aún quedan por contar.

¡Con todo mi cariño, os deseo un feliz 2017!