Cuentos de la niña morena

Estándar

diosa

EIla va a su encuentro,
es la primera vez que
recala en su puerto.
Las bocas besan sonrisas,
los labios saben a besos.
Las olas salpican sus cuerpos
y de espumas vuelven sus pechos.

Y se devoran las ausencias
de noches de solsticio,
de amores y querencias.
Fuegos artificiales.
Luna clara.
Luna serena.
Escribiendo los cuentos
de la niña morena.
Poniendo letras a un tiempo,
al fin de la primavera.

En la noche más pequeña
sus almas se adueñan
del fuego y de la magia,
en sábanas de arena.
La niña morena camina ligera,
ella sale al encuentro
del amante que la espera.

»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .